Termina el 2014… GRACIAS por estos 15 años de satisfacciones….

Termina el 2014, un año cargado de emociones, de aventuras y desventuras. Como cada año, te encuentras con sorpresas, con oportunidades, con felicidad y con dolor, es la vida.

Este año fotográficamente hablando ha sido fantástico; mirando en la base de datos, más de 197.000 negativos digitales, lo cual deriva en una buena campaña. También ha sido el año de los talleres fotográficos fuera de mi país y en idioma diferente. Europa, EEUU y Asia los destinos de los diferentes talleres. Buenos momentos los vividos y grandes conocimientos los adquiridos.

Este ha sido el año de colgar mis aparejos como fotógrafo de conflictos, nunca más volveré a cubrir conflictos, Ucrania ha sido la última zona, nunca más… los fotoperiodistas ya no somos lo que antes, ahora a veces somos más el objetivo que el propio enemigo… nunca más… ya estoy mayor, y la sombra de Tim no me deja continuar… me dice que ya está bien. (y mi pareja tampoco).

Termina el 2014… y como cada año todos sufrimos las pérdidas de seres queridos, y de objetos queridos también. A mi este año me ha tocado deshacerme de mis adoradas, amadas, elogiadas y queridas botas; mis Bestard. Supongo que para algunos será una tontería, pero para mí han sido las botas que más han caminado conmigo en los últimos 15 años. Si, sí.. Como leéis, 15 años conmigo, y no precisamente para salir de paseo o de tiempo libre, sino para viajar en todo tipo de aventuras. Desde mi primer viaje a Nepal, pasando después por su guerra civil, hasta las revueltas de Bahréin, Egipto, los safaris de África, las expediciones a Norteamérica, los campos de refugiados de India del Sur y las aventuras de Sudamérica y la selva tropical de Chitwan…

_DSF3137

En las dependencias del campo de refugiados de Mungod, en el Sur de la India.

Nunca llegaré a entender como aguantaron tanto… bien es cierto que a cada cierto tiempo las trataba con productos para la piel de su exterior y que a los pocos años el Gore Tex dejó de funcionar. Pero aun así, hicieron bien su cometido, manteniéndome protegido y caliente durante muchos viajes, muchas aventuras y también por qué no nombrarlas; desventuras.

Pep Barilla

Picos de Astazu, Monte Perdido.

Antes de salir de mi país de origen, España, y viajar por más de 50 Países, subieron muchas montañas; desde el pico del Aneto, hasta el Monte Perdido, el Vignemale, y cuantas colinas y rutas de montaña durante tantos años… También sufrieron el ataque de los cachorros de lobo de Cañada Real, que recuerdo que en un descuido uno de ellos se llevó una de ellas para jugar mientras me cambiaba de ropa…

17562_13191528665

En la Selva del Teraï

No creo que vuelva a tener unas botas como estas, ahora mi labor es buscar otras que suplan a estas y que lleguen a comportarse como se han comportado estas.

17562_131915202

Glaciar del Monte Perdido

17562_131915

Policia de Nepal

con Balto (UCBR)

Con “Balto” mi Siberian Husky de Rescate de la UCBR.

También vivieron muchas aventuras con la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate, donde muchas veces las condiciones no eran las más idóneas para el calzado.. Barro, agua, nieve, piedras, escombros… todo solucionado y subsanado sin problemas por ellas.

Pokkhara

Lago de Pokkhara

© Erwan Grey

Niña del Orfanato “My Home” en Katmandú con las botas.

Este mes pasado, llegó el momento de deshacerme de ellas; me negué en redondo a tirarlas a la basura, y en un ataque egoista a dejarlas en la calle para que alguien necesitado se las llevara (tampoco estaban ya en muy buen estado) los constantes arreglos de las juntas de la suela con loctite, y los parches por todos lados en su interior ya no les daban un aspecto muy digno, asñi que les di el final que creo merecian. En un viaje al norte de España donde coincidia que tenia que ir a fotografiar en la zona de Finisterre, y en un arrebato romántico me pareció correcto el llevar mis botas y que allí tuvieran su final. me dirigí a una zona donde muchos peregrinos queman sus ropas después de completar el Camino de Santiago, y allí cumplieron su objetivo final, llevarme hasta allí y allí se convirtieron en fuego y humo que estoy seguro que ahora mismo sigue dando la vuelta al mundo… Eso si, quité los cordones (los mismos que llevó durante 15 años) y me los guardé a la espera de que cuando encuentre unas botas que merezcan llevarlos, se los cambiaré.

sin-título-3802

Hasta siempre compañeras… dudo que otras hagan lo mismo que vosotras hicisteis conmigo. GRACIAS.

Detalle de Lugares (que recuerde) donde han estado estas botas:

– Nepal
– España
– India
– Alemania
– Skopje
– Bahrein
– Qatar
– Kenia
– Delta del Okawango
– Chitwan
– Rochester
– Nueva York
– Virginia
– Ohio
– Tinfou
– Peru
– Brasil
– Reino Unido
– Egipto
– Madagascar

…. Y seguro que me he dejado algunos más….
fin-de-año-2015

Para terminar, una canción que siempre ha sido himno para mi, y que dedico de una manera romántica a estas botas que tantos “momentos han caminado”.

… Mi patria en mis zapatos….


Hasta siempre 2014…. Bienvenido 2015!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s